Home

Hola, hola!

¿Qué tal tanto tiempo? A mí me fue imposible coordinar la tarea de ser mamá con el trabajo y el blog. Y aunque no aseguro una frecuencia de post como quisiera, al menos intentaré retomar de a poco la vieja costumbre de subir recetas que tengo muchísimas acumuladas.

En estos años Luca ha crecido mucho (ya cumple 11!) y gracias a Dios las descompensaciones son muy poco frecuentes. Es un niño feliz, y muy guapo (que os voy a decir yo!). Nico ya tiene 4 añitos y está menos dependiente de la mami, así que me permite encontrar algunos huecos en el día para hacer otras cosas.

Bueno, espero que vuestros hij@s se encuentren bien, que el blog os siga sirviendo, y no me lío más, os dejo esta receta ¡que es exquisita!

La masa no es hojaldrada como la de los croissants (esto me resulta imposible conseguir sin materia grasa) pero es parecida a la de los brioches. Salen 20 unidades aproximadamente pero podéis hacer más o menos según la forma que quieran darle. Apuntad!

 

Ingredientes:

500 grams de harina de fuerza
25 grms de levadura fresca
85 grms de leche desnatada
2 huevos
ralladura de la piel de una naranja
200 grms de requeson desnatado (yo uso marca Albe, os dejo foto)
esencia de vainilla
media cucharadita de sal
70 grms de azucar

Preparación:

Yo la preparo en panificadora, sino tenéis, cualquier amasadora va bien y sino siempre se puede hacer a mano, ¡como toda la vida!

Primero colocáis los líquidos: los huevos junto a la leche, el requesón, la ralladura, la sal y eliges el programa de amasar. Cuando se integra todo añades el azúcar y la levadura desgranada con la mano. Dejas que se integre y ahora vais poniendo la harina en tres veces.

Dejar reposar la masa en algún lugar cálido y húmedo preferentemente por al menos una hora o hasta que duplique su volumen (lo mejor es taparla para que no se seque).

En cuanto haya crecido lo suficiente (este paso es muy importante) ya podéis darle forma a los croissantes.

Estirar la masa con ayuda de un rodillo intentando conseguir un rectángulo. Después, hay que cortar triángulos que tengan unos 8 centímetros de base y hacer un pequeño corte en el centro de la base de cada triángulo, de modo que quede un poco abierto. Enrollar los triángulos desde la base hacia la punta, ensanchándolos ligeramente y cerrar un poco las puntas consiguiendo la forma del croissant.

Poner los croissants en una bandeja de horno (con papel de horno) y dejarlos reposar nuevamente hasta que doblen su tamaño. Hornerarlos a 225ºC durante 10 minutos aproximadamente (este tiempo como siempre es relativo, según cada horno, aunque no deben dorarse mucho!).

Cuando estén listos, los sacáis del horno y pueden pintar la superficie con un poco de almíbar. El almíbar yo lo hago de forma muy simple: 3 cucharadas soperas de agua por tres de azúcar. Dejo hervir un minuto y luego los pinto enseguida.

Bueno, espero que los prueben y me cuenten que les parecieron! Son ideale spara ntarles mermeladas, o abrirlos y rellenarlos con pechuga de pavo, o dulce de leche! ñam ñam!

Anuncios

2 pensamientos en “Medias lunas o Croissants 0% grasa

    • Nooo, son muy fáciles, de verdad! Y si tienes amasadora ni te cuento! El único problema es que hay que hacerlas con tiempo porque el levado es largo, pero si tienes un hueco pruébalas y verás! Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s